"Nosotros no poseemos la verdad, es la Verdad quien nos posee a nosotros. Cristo, que es la Verdad, nos toma de la mano". Benedicto XVI
"Dejá que Jesús escriba tu historia. Dejate sorprender por Jesús." Francisco

"¡No tengan miedo!" Juan Pablo II
Ven Espiritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía, Señor, tu Espíritu para darnos nueva vida. Y renovarás el Universo. Dios, que iluminaste los corazones de tus fieles con las luces del Espíritu Santo, danos el valor de confesarte ante el mundo para que se cumpla tu plan divino. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif

jueves, 26 de septiembre de 2013

¿El mal existe? Una anégdota de Albert Einsten contada por el Padre Pedro Nuñez

Queridos Hijos: 
Un profesor de la Universidad de Berlín propuso un desafío a sus alumnos con la siguiente pregunta: ¿Dios creó todo lo que existe?
Un alumno respondió, valientemente: Si, Él lo creó…
¡Entonces, Dios hizo el mal, ya que el mal existe! Y si Dios creó el mal, entonces, Dios es malo! El joven se calló frente a la respuesta del maestro.
Otro estudiante levantó la mano y dijo: Profesor, ¿el frío existe?
¿Pero qué pregunta es esa?… ¡Lógico que existe!
El muchacho respondió: El frío verdaderamente no existe, ya que el frío es simplemente ausencia de calor. Otra pregunta: ¿existe la oscuridad? Continuó el estudiante. El profesor respondió: Existe.
El estudiante explicó: La oscuridad tampoco existe, Señor profesor, ya que en realidad la oscuridad es la ausencia de luz. – La luz la podemos estudiar, ¡la oscuridad, no! – La oscuridad es una definición utilizada por el hombre para describir qué ocurre cuando hay ausencia de luz.
Finalmente, el joven preguntó al profesor: Señor, ¿EL MAL EXISTE? El profesor respondió: Como afirmé al inicio, vemos repudios, crímenes, violencia en todo el mundo. Esas cosas son del mal.
El estudiante respondió: El mal no existe, Señor, o por lo menos no existe por sí mismo. El mal es simplemente la ausencia del bien… De conformidad con los anteriores casos, el mal es una definición que el hombre inventó para describir la ausencia de Dios. Dios no creó el mal… El mal es el resultado de la ausencia de Dios en el corazón de los seres humanos. Es igual a lo que ocurre con el frío cuando no hay calor o con la oscuridad cuando no hay luz.
El joven fue aplaudido de pie y el maestro, moviendo la cabeza, permaneció en silencio…El director de la Universidad, se dirigió al joven estudiante y le preguntó: ¿Cuál es tu nombre? Me llamo ALBERT EINSTEIN.
– Dicen que un poco de ciencia hace del hombre un ateo y que mucha ciencia hace al hombre una persona de fe. Orando por el aumento de fe de todos ustedes,  
Padre Pedro Nuñez

Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif

Publicidad

Construcción de salas de ensayo profesionales y Homestudios
Photobucket

Agencia Informativa Catolica Argentina (AICA)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Palabras de Juan Pablo II en la segunda visita pastoral a la Argentina año 1987

Las cosas por su nombre

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif