"Nosotros no poseemos la verdad, es la Verdad quien nos posee a nosotros. Cristo, que es la Verdad, nos toma de la mano". Benedicto XVI
"Dejá que Jesús escriba tu historia. Dejate sorprender por Jesús." Francisco

"¡No tengan miedo!" Juan Pablo II
Ven Espiritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía, Señor, tu Espíritu para darnos nueva vida. Y renovarás el Universo. Dios, que iluminaste los corazones de tus fieles con las luces del Espíritu Santo, danos el valor de confesarte ante el mundo para que se cumpla tu plan divino. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif

sábado, 14 de febrero de 2009

Los anticonceptivos engañan a la mujer

Los anticonceptivos engañan a la mujer y son causantes del divorcio

Genéticamente hablando, la pareja ideal, entendiéndose por ello a aquella que ofrezca la mejor perspectiva de un embarazo saludable y de un niño sano, es aquella cuyo mapa genético difiera en mayor medida del de la mujer .

En términos genéticos, cuanto más diferente sean sus genes MHC (del inglés, Major Histocompatibility Complex), mejor .

Esto es así, y hace tiempo que los endocrinólogos y genetistas saben que el olor juega un papel clave en la relación entre hombres y mujeres .

Concretamente, éstas pueden (a nivel no conciente, claro está), olfatear al varón que genéticamente sea el más compatible con ella por las razones mencionadas al comienzo. Esto es, claro está, lo que ocurre en la mayor parte del mundo animal que reconoce el concepto de macho y hembra.

Sin embargo, según acaba de conocerse luego de un trabajo publicado en el apartado biología de la prestigiosa Royal Society de Gran Bretaña, esta percepción femenina para dar en el blanco se confunde por un efecto colateral de las pastillas anticonceptivas .

Craig Roberts, PhD especializado en fisiología del comportamiento, explica que, las mujeres que usan píldoras anticonceptivas terminarán eligiendo para embarazarse a hombres genéticamente similares a ellas lo que, genéticamente hablando, lleva en términos evolutivos a una degradación de la especie en general y, en particular, a un aumento de las chances de vivir un embarazo problemático y traer al mundo a un niño propenso a padecer problemas de salud.

Roberts, que presentó este estudio, destacó que en un anterior trabajo llevado a cabo en Estados Unidos, aquellas mujeres con patrones genéticos similares a los de sus compañeros sexuales reportaron tener relaciones sexuales poco satisfactorias, situación no verificada con aquellas parejas unidas por todo, menos por el parecido de sus cromosomas.

Y un dato llamativo fue que las mujeres sexualmente insatisfechas estaban receptivas a la aparición de una relación que colmase sus expectativas, y esto sin importar estado civil, compromiso afectivo, etcétera.

El llamado de la especie.

Y esto que hoy puede lucir como un descubrimiento extravagante, encuentra una solidez notable cuando se analiza el funcionamiento de la vida de otros mamíferos, en donde las hembras, esta vez literalmente, huelen al macho que posee el genoma (conjunto de genes) más opuesto al suyo, por lo tanto el más recomendable.

Con este mecanismo la naturaleza encuentra el mejor sistema para que las crías nazcan mejor protegidas contra todo tipo de enfermedades.

Genes versus anticonceptivos

En los civilizados humanos, la cosa luce mucho menos bestial, pero en el fondo funciona exactamente igual : en experiencias tan simples y directas como hacer oler a mujeres T-shirts impregnadas con el sudor de sus dueños varones, hallaron mucho más atractivas a aquellas procedentes de varones con un MHC que no coincidía en nada con el de ellas.

No es que ciertos genes MHC huelan mejor para las mujeres: que sean diferentes es lo que importa .

La doctora Rachel Hertz se hizo conocida fuera del mundo académico por su libro El olor del deseo. La investigadora de la Universidad Brown, en Rhode Island, Estados Unidos, certifica que hay una conexión real entre los genes MCH, el olor y la elección de un compañero sexual por parte de la mujer.

"Mis investigaciones me indican que la manera en que un hombre impacta olfativamente a una mujer es el determinante número uno de la atracción sexual"., enfatiza Hertz.

Y fue precisamente en otro estudio de olfatear T-shirts que surgió el tema de los anticonceptivos: Craig Roberts notó que las mujeres que tomaban la píldora, elegían la T-shirt equivocada.

Así, programó un experimento controlado en el que hizo que 37 mujeres oliesen las mismas T-shirts antes y después de haber tomado anticonceptivos, y comparó el porcentaje de resultados con el de 60 mujeres que nunca usaron anticonceptivos orales.

El resultado fue notable: luego de tomar anticonceptivos, la mayoría de las mujeres se inclinaba hacia la prenda del hombre genéticamente similar a ella , mientras que quienes no las tomaron, optaban por la T-shirt del hombre indicado.

Para Claus Wedekind, el famoso investigador suizo pionero en establecer los vínculos entre MHC y selección sexual, explica que las hormonas presentes en los anticonceptivos generan en la mujer un estado similar al de los mamíferos hembras preñados: en este estado, cambian su preferencia y se inclinan hacia el macho con genética similar, que podrá ayudarlas mejor a cuidar a la futura cría en su desarrollo.

Dos conclusiones: una vez más, la ciencia se encarga de recordarnos que pertenecemos a la naturaleza y por, otro lado, desde hoy se plantea un interrogante: ¿la píldora anticonceptiva será también la píldora del divirsio y la separación?

Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif

Publicidad

Construcción de salas de ensayo profesionales y Homestudios
Photobucket

Agencia Informativa Catolica Argentina (AICA)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Palabras de Juan Pablo II en la segunda visita pastoral a la Argentina año 1987

Las cosas por su nombre

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif