"Nosotros no poseemos la verdad, es la Verdad quien nos posee a nosotros. Cristo, que es la Verdad, nos toma de la mano". Benedicto XVI
"Dejá que Jesús escriba tu historia. Dejate sorprender por Jesús." Francisco

"¡No tengan miedo!" Juan Pablo II
Ven Espiritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía, Señor, tu Espíritu para darnos nueva vida. Y renovarás el Universo. Dios, que iluminaste los corazones de tus fieles con las luces del Espíritu Santo, danos el valor de confesarte ante el mundo para que se cumpla tu plan divino. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif

sábado, 14 de febrero de 2009

El Aborto, Una Decisión Mortífera sobre el Cuerpo de Otro

EL ABORTO, UNA DECISIÓN MORTÍFERA SOBRE EL CUERPO DE OTRO

Monseñor Jorge Luis Lona, obispo de San Luis, pide que se objete a la doctora Argibay en la Corte Suprema

San Luis, ENE 8 2004 (AICA): El obispo de San Luis, monseñor Jorge Luis Lona, señaló que el aborto “es un crimen” y no “una decisión sobre el ‘propio cuerpo’, sino una decisión mortífera sobre el cuerpo de otro ser humano”. Por ello se preguntó “cómo puede comprenderse” la pública opinión de la doctora Carmen Argibay, “favorable al aborto porque corresponde ‘al derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo”.
“Sólo puede comprenderse -manifestó- como una posición personal, que interpreta la misión para la cual ha sido propuesta -integrar la Suprema Corte de Justicia de la Nación- como un mandato moral para modificar la letra o el sentido de la Constitución nacional, haciendo posible la legalización del aborto en la Argentina”.
En tal sentido, exhortó a que “los ciudadanos, las organizaciones no gubernamentales y las asociaciones profesionales, presenten objeciones a la candidatura” de la doctora a integrar la Suprema Corte de Justicia.
El siguiente es el texto completo del mensaje de monseñor Lona, fechado hoy y titulado “No caben dudas sobre la posición de la Iglesia ante el aborto como ‘derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo’”:
“Hace menos de dos meses -el 15 de noviembre de 2003- los obispos de la Argentina, reunidos en Asamblea Plenaria, emitieron una importante declaración sobre la familia, en donde expresaron categóricamente su preocupación por ‘la existencia de proyectos de ley que pretenden legalizar el horrendo crimen del aborto’.
“El aborto voluntariamente procurado es un crimen, porque nadie -ni mujer ni varón- puede tener derecho a darle muerte al niño aun no nacido, el ser humano más inocente que se pueda imaginar, y tan indefenso que ni siquiera puede llorar implorando por su vida, como recuerda Juan Pablo II (Evangelio de la vida, nº 58).
El aborto no es una decisión sobre el ‘propio cuerpo’, sino una decisión mortífera sobre el cuerpo de otro ser humano. Los avances de la ciencia moderna han superado cualquier duda al respecto. Desde que en la concepción se unen el óvulo y el espermatozoide, queda constituido el patrimonio genético que define la identidad personal del nuevo ser humano. Nuestra Constitución nacional afirma el derecho del niño a la vida ‘desde el momento de su concepción’.
“A partir de este fundamento natural y jurídico, ¿cómo puede comprenderse la opinión públicamente manifestada por la doctora Carmen Argibay, favorable al aborto porque corresponde al ‘derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo’?
“Sólo puede comprenderse como una posición personal, que interpreta la misión para la cual ha sido propuesta -integrar la Suprema Corte de Justicia de la Nación- como un mandato moral para modificar la letra o el sentido de la Constitución nacional, haciendo posible la legalización del aborto en la Argentina.
“Es loable que la definición haya sido tan clara y abierta, y la postura al respecto de los obispos argentinos, en comunión con el Papa Juan Pablo II, no se ha modificado en lo más mínimo en estos últimos dos meses: legalizar el aborto significa legalizar un ‘horrendo crimen’.
“Nos hallamos dentro del plazo estipulado para que los ciudadanos, las organizaciones no gubernamentales y las asociaciones profesionales presenten objeciones a la candidatura de la doctora Argibay ante el Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos.
“Es la hora de los laicos, de los católicos y de todos los hombres y mujeres de buena voluntad dispuestos a defender el primero de los derechos humanos: el derecho a la vida”.+

AVISO: Toda la información puede ser reproducida parcial o totalmente, citando la fuente
(AICA - Agencia Informativa Católica Argentina).

Agencia Informativa Católica Argentina
Bolívar 218, 3er. piso, 1066 Buenos Aires,
Tel. (011) 4343-4397 (líneas rotativas) - Fax: (011) 4334-4202
E-mail: info@aica.org - Sitio en Internet http:// www.aica.org
Copyright © 1996 / 2004 AICA. Todos los derechos reservados.

Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif

Publicidad

Construcción de salas de ensayo profesionales y Homestudios
Photobucket

Agencia Informativa Catolica Argentina (AICA)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Palabras de Juan Pablo II en la segunda visita pastoral a la Argentina año 1987

Las cosas por su nombre

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif