"Nosotros no poseemos la verdad, es la Verdad quien nos posee a nosotros. Cristo, que es la Verdad, nos toma de la mano". Benedicto XVI
"Dejá que Jesús escriba tu historia. Dejate sorprender por Jesús." Francisco

"¡No tengan miedo!" Juan Pablo II
Ven Espiritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía, Señor, tu Espíritu para darnos nueva vida. Y renovarás el Universo. Dios, que iluminaste los corazones de tus fieles con las luces del Espíritu Santo, danos el valor de confesarte ante el mundo para que se cumpla tu plan divino. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif

jueves, 13 de septiembre de 2012

Año de la Fe: Apuntes sobre la Fe "Los perseguidos a causa de la Justicia" son los perseguidos a causa de la Fe. (Benedicto XVI)

Escudo del Año de la Fe 2012/13
Como todos sabrán, el santo padre, Benedicto XVI nos invita a vivir el año de la fe 2012-2013 en el que junto a toda la Iglesia debemos reflexionar sobre ella. Comunitaria y personalmente.
Desde el Directorio de la Iglesia Católica, continuamos sumarnando aportes que iremos publicando. 
Quiero hoy compartir un pequeño párrafo del primer tomo del libro "Jesús de Nazaret" escrito por Benedicto XVI: en el que nos habla sobre las bienaventuranzas y como se vincula la justicia y la fe.


"Para Mateo, para sus lectores y oyentes la expresión “los perseguidos a causa de la justicia” tenía un significado profético. Para ellos se trataba de una alusión previa que el Señor hizo sobre la situación de la Iglesia en que estaban viviendo. Se había convertido en una Iglesia perseguida “a causa de la justicia”. 

En el lenguaje del Antiguo Testamento “justicia” expresa la fidelidad a la Torá, la fidelidad a la Palabra de Dios, como habían reclamado siempre los profetas. Se trata de perseverar en la vía recta indicada por Dios, cuyo núcleo está formado por los Diez Mandamientos. 

En el Nuevo Testamento, el concepto equivalente al de justicia en el Antiguo Testamento es el de la “fe”: El creyente es el “justo”, el que sigue los caminos de Dios (Cf. Sal 1; Jr 17, 5-8). Pues la fe es caminar con Cristo, en el cual se cumple toda la Ley; ella nos une a la justicia de Cristo mismo. 

Los hombres perseguidos a causa de la justicia son los que viven de la justicia de Dios, de la fe. Como la aspiración del hombre tiende siempre a emanciparse de la voluntad de Dios y a seguirse solo a sí mismo, la fe aparecerá siempre como algo que se contrapone al “mundo”-a los poderes dominantes de cada momento- , y por eso habrá siempre percusión a causa de la justicia en todos los períodos de la historia. 

A la Iglesia perseguida de todos los tiempos se le dirige esta palabra de consuelo. En su falta de poder y en su sufrimiento, la Iglesia es consciente de que se encuentra allí donde llega el Reino de Dios."

Joseph Ratzinger – Benedicto XVI “Jesús de Nazaret Primera Parte Desde el Bautismo a la Transfiguración” (Traducción de Carmen Bas Álvarez) Ed. Planeta 4º Edición impresa en Argentina Noviembre 2010 páginas 117 – 118.

No hay comentarios:

Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif

Publicidad

Construcción de salas de ensayo profesionales y Homestudios
Photobucket

Publicidad

Photobucket

Agencia Informativa Catolica Argentina (AICA)

Palabras de Juan Pablo II en la segunda visita pastoral a la Argentina año 1987

Las cosas por su nombre

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif

Seguidores